miércoles, 11 de diciembre de 2013

La muñeca

Todos recordamos aquella muñeca que guardamos como oro en paño. La peinabamos con mimo. La vestiamos con su traje nuevo. La teníamos siempre perfecta, y mucho miedo a jugar con ella. Así que la poníamos encima del armario, y allí se quedaba olvidada, cogiendo polvo y sin ningún rasguño.
Un día alguien viene a casa,entra en la habitación y repara en ella. Se queda prendada de ella. No se atreve a pedirnosla, la ve como intocable. Al final no se puede resistir y nos pide permiso para cogerla. Recelosamente se la dejamos.
La miran, perciben su belleza, belleza que nosotros ya habíamos olvidado.
Cuando nos la devuelven, nuestra mirada es diferente. La colocamos de nuevo en su sitio.
La tarde sigue su curso, y en cuanto la visita se va, subimos de nuevo a la habitación. La volvemos a coger, la abrazamos y al mirarla de otra vez, nos damos cuenta qud nos gusta, que no queremos desprendernos de ella.
Será demasiado tarde para volver a jugar con la muñeca de encima del armario?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada