lunes, 2 de diciembre de 2013

Encontrarse

Hay momentos en la vida que teencuentran sin buscarte. Aparecen de repente, despacio, sin hacer ruido. Poco a poco se van haciendo hueco, aunque con pasos hacia adelante y alguno para atrás.  Puede haber momentos complicados que pueden desbaratar todo, o por el contrario afianzarlo más.
Incluso intentos fallidos de mil y una ilusión, que pueden aumentar la distancia o acortarla cada día más.
Cuando te encuantran, puedes dejar encontrarte o huir. Si decides seguir la búsqueda Con quien te encontró, empezaras un camino largo, corto, fácil, difícil, pero acompañado.
A veces el temor o el reparo a que el viaje no sea como planeamos nos coarta la libertad para disfrutar lo.
Si te encuentran sin buscarte y sin buscarte te han encontrado, déjate guiar por tu instinto, pues las casualidades no existen, ni ningún encuentro buscado o no pasa por nada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada