viernes, 9 de mayo de 2014

Sexo sin amor

Sexo sin amor, amor sin sexo o sexo y amor? Vaya dilema. La mejor seria amor con sexo y siempre del bueno. Pero hay diferentes opciones, y por circunstancias he vivido las tres.
Hace algún tiempo, estuve con alguien con el que la atracción era brutal, y por supuesto era un festival de traca en el contacto físico y ahí se quedaba la cosa. Planteamos las cosas claras desde el principio, nada de vinculación emocional, nada de sentimientos más allá de lo puramente carnal. Claro está, que ninguna relación es perfecta, y esta lo fue menos. Empecé a notar interés por parte de él más profundo que el de un aquí te pillo, aquí te mato. Empezaron los reproches por falta de vernos, el hacer planes de pareja, y ahí me tuve que plantar. La ruptura degüello fue amistosa, aparentemente, aun es hoy el día que con unas copas me recuerda lo cruel que fui por no arriesgar a intentar una relación estable con el. La verdad es que era buen tío, pero sólo me revolucionará el cuerpo, la mente no.
Lo posesión durante los meses que estuvimos juntos, aunque siempre tuve presente que no era nada serio y por ello no aparecieron más sentimientos que un profundo cariño que aún perdura en el tiempo, como la amistad que se forjó después.
Cada vez más es la gente que tiene este tipo de relación, incluso ocultando sentimientos que afloran por alguna de las partes implicadas. Si los puntos se aclaran desde el principio es difícil que haya malos entendidos, aunque no evitable.
Me he acordado de esto, por una charla que tuve el otro día con una amiga. Vivimos en una ciudad, pero como cualquier ciudad el círculo de gente que conocemos no seleccionan a unos y a otros. Y claro, ella es libre, como sino lo fuera, es asunto de ella. Lo que pasa es que tenia planes, que intuí fácilmente de cuales se trataban. Ella le costaba decírmelo, que si nos conocemos todos, que paso de dar explicaciones, etc... Al final le dije, no tienes que decirme nada, date las alegrías que puedas y no te justifiques, tu vida la vives tu. La verdad es que me daba envidia, estaba radiante, a ella no se lo dije pero lo pensé, debió de ser una noche fantástica.
A lo que iba, seguimos ocultando el de tener una relación que no va más allá de que dos personas adultas disfruten sin ningun tipo de vinculación ni atadura. Es como si nos volviesemos pendejas por disfrutar y ser libres. Si lo contaremos,  más de un@ nos juzgaria con comentarios de lo más soeces, y lo peor que seguramente a ell@s les gustaría llevar a cabo.
Al final somos así de falsos mentirosos, hacemos y criticamos lo contrario a lo que pensamos. Y en muchas ocasiones somos más críticas las mujeres con otras mujeres que los hombres. Cada uno que haga, disfrute y viva como quiera, siempre y cuando sea lo que quiere y desea. Ya está bien de hipocresía solapada de buenas maneras. O me vais a decir que nunca habéis tenido sexo sin amor?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada