sábado, 17 de mayo de 2014

Fría, descolocada,...

Estos días en los medios de comunicación se han hecho eco del asesinato de una política. Da lo mismo su cargo, o el partido al que pertenezca, aunque algunas opiniones que he leído me han sorprendido. Parece como si militares unas o en otras siglas diesen más derecho a que esto pasase o se lo merezca. Es un país libre y cada uno puede pensar lo que quiera. No hay que olvidar que mi libertad termina donde empieza la del otro. Cada opinión ese ser hecha desde el respeto y algunas han rozado la irrespetuosidad y la falta de sentido.
Realmente, no quería hablar de eso, lo que me dejó helada, es pensar que puede llevar a alguien a matar a otra? Nadie tiene el derecho de arrebarle la vida a nadie. Más de uno pensara que en un momento de desesperación podemos hacer o decir cosas que después nos arrepentiremos. Pero en este caso, según lo que se ha filtrado, fue planeado. Durante dos años,pensando, obsesionada con esa mujer... Culpadonla de lo que le había pasado a su hija.
Yo seré rara, pero alimentar ese odio, no creo que esa fuese la mejor manera de ayudar a su vastaga. Hubiese necesitado apoyo y guiarla por otro camino, que rehiciese su vida. Además, como pudo pensar que matar a esa mujer arreglárselas problemas? Más bien se condenó de por vida, porque vivir el resto de tus días con la muerte de otra persona a tus espaldas no es nada fácil.
Después de leer noticias, escuchar la radio y ver en la tele constantes noticias relacionadas con este tema, solo puedo pensar que no estaba bien de la cabeza, o que algo hizo crack en su cerebro. Que puede hacer albergar tanto odio, rabia, como para querer matar a alguien?
He intentado ponerme en su piel, empatizar, y me resulta imposible, no alcanzo a encontrar ni un asomo de lógica ni comprensión a esta locura. Supongo que mi opinión carece de importancia, que a nadie le importa lo que pueda llegar a pensar, pero necesitaba desahogarme y gritar que el mundo no está loco. Quienes están locos son las personas que no piensan las cosas mil veces entes de cometer actos, que irreparablemente tienen consecuencias, y algunas que duran toda la vida.
Esta noticia y la de la niña que mataron sus padre adoptivos, me han impactado y cada vez que lo pienso me dejan fría. Me hiela la sangre que existan personas sin escrúpulos y tan falto de ellos, o simplemente no tengan sentido común o se hayan vuelto tan inconscientemente locos.
Seguirá habiendo noticias de estas y peores, pero jamás me acostumbrarse a ellas y espero no hacerlo nunca.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada