jueves, 29 de mayo de 2014

Cambiamos...

Cuando empecé este blog, nunca pensé despertar demasiado interés con mis entradas. Realmente escribía para mi, un tanto egoísta por mi parte, y de paso compartir mis pensamientos, sin pretender nada más. Ahora que llevo más de doscientas entradas, es un blog diario, a veces creo que me repito. Esto me pasa porque a veces olvido si ya he escrito sobre algo. Lo bueno de todo esto, es que coger tiempo toda opinión inicial puede variar. Me refiero que hoy, una cosa nos puede parecer claramente de una manera, y según avanzan los días o tenemos más datos o nuevas experiencias, aquello que pensábamos de una forma va cambiando irremediablemnte.
Siempre nos han dicho que cambiar de opinión era de cambiachaquetas y creo que ser capaz de modificar una opinión y saber argumentar tal cambio, se debe a que maduramos como personas. No lo veo como nada malo, ya que podíamos estar antes equivocados o por el contrario estar antes acertados y ahora también.
Cada cosas tiene un momento en el tiempo, y como todo, las circunstancias personales y de nuestro alrededor varían, así varía nuestra percepción de las cosas.
 A veces tenemos miedo a decir lo que pensamos o que tal opinión no es la misma que la última vez, que nos callamos y dejamos que los demás guíen nuestros pasos. Ser valiente es decir lo que uno piensa y actuar de acorde a ello, aunque para ello sea dar un giro a lo que inicialmente habíamos planeado.
Prefiero cambiar e ir creciendo, que quedarme estancada con la misma opinión, que no me llevara a ningún lado, sino a estar en el mismo lugar mientras todo cambia a mi alrededor. Cada uno elige la mejor opción. Si el cuerpo cambia, por que no la opinión???


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada