lunes, 26 de mayo de 2014

Blancanieves

Los cuentos con final feliz es un cuento Disney en todo su esplendor. Princesa conoce príncipe, no pueden estar juntos,  pero se enamoran. Chico salva a chica y chica y chico viven felices. Bueno de manera resumida es algo  el guión del cuento. Y cuándo somos pequeños nos lo venden como si la vida fuese así, y todos vamos a encontrar nuestro príncipe, enamorarnos y ser felices toda la vida. Nuestra inocencia mezclada con pura ignorancia, nos lo vamos creyendo, hasta toparnos con una serie de sapos que no se transforman en príncipes apuestos por muchos beso que les demos.
Según vamos creciendo, intentamos escapar de la bruja manada, huimos de esa malvada que nos hace la vida imposible, o así lo creemos. Huimos al bosque oscuro, nos refugiados donde podemos, nos dejamos arropar por la noche oscura. Pasan los  días y las fuerzas empiezan a flaquear y buscamos cobijo en alguna cueva sin saber lo que pasará mañana.
Esa cueva puede ser el paraíso, o simplemente una manera de empezar de nuevo. Pero cuando los problemas se dejan sin resolver nos persiguen de una u otra manera, hasta que los resolvemos. Y allí en la cueva,  rodeada de los ebanistas, que no son más que metáfora de los hombres que nos encontraremos en la vida, soñamos con ser felices y no volver a enfrentarnos a la bruja malvada. Pero allá nos encuentra y nos ofrece el manjar, una manzana o el pastel . Y sin pensarlo,  inconsciente o conscientemente caemos en la trampa y en el profundo sueño de la desolación, de evadirse, de ensoñación, de evitar la realidad.... Y en ese sueño,  esperamos a que llegue el príncipe azul a besarnos y nos despierte. Nos vuelva a la realidad y todo sea maravilloso e ideal, y vivamos juntos y felices. Y así una vez más nos venden el cuento del príncipe salvador.
Vamos señoras, señoritas y demás mujeres, de verdad nos creemos los cuentos de Disney? El cuento de blancanieves, es solo un cuento y nadie nos va a despertar del sueño si no queremos despertar nosotras. Y para el el sapo de turno, me ande besuqueando casi mejor me quedo dormida un ratito más, que para una vez que puedo dormir y soñar tranquila, tendré que aprovechar.
Los cuentos están muy bien, pero no tengo complejo de princesa y menos busco a un principio que me salve, prefiero ser guerrera y salvarme sólita. Y si me ofrecen una manzana, a pegarle un buen mordisco que la vida es muy corta y hay que vivirlá.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada