sábado, 11 de octubre de 2014

Tocó peluquería

Hoy tocó  peluquería y con lo  cual  me  tocó  sentarme y esperar  pacientemente  mi turno. Me gusta sentarme y observar a la gente. Te puedes encontrar a la mama que trae a la hija revoltosa porque no tuvo con quien dejarla, o nadie le quiso hacer ese favor. La niña no para un segundo y la madre no hace más que repetir el nombre de la pequeña seguido de diferentes ruegos y órdenes; estate quieta, no te subas ahí, comete el bocata, no toques el peine.... Y así hasta que mama es atendida y por fin se puede ir a la calle.
La verdad es que a los peques, que poco les gusta estar encerrados, y los padres cuando los tenemos entre cuatro paredes es porque no nos queda otro remedio. Que aunque parezca que no tenemos memoria, sabemos lo que es ser niño, y no olvidamos cuando lo eramos.
Sigo observando la fauna y flora que se deja caer por la peluquería. Aparece la señora con exceso de prisa, de esas que tiene mil recados que hace y no hará ninguno. También puede decir que tiene prisa para que la atendían antes y después estará en el bar de la esquina toda la tarde con un café,  con el pocillo......
Las que más me gustan son las señoras, que se sienten libres cuando llegan, y al principio están tímidas, y cuando la seguridad de que en la peluquería nodo el mundo habla, se suelta y no calla. Empieza por comentar la noticia de la semana, del corazón, claro. Y al poco rato, ya ha entablado conversación con alguna alma solitaria. Cuando alguna de estas señoras, que se les ven las ganas de rajar sobre todo ser humano viviente, se acerca a mi, o lo intento, clavo la mirada en la revista de turno y empiezo a leer, cosa que normalmente es raro que haga. Leer leo, pero en las revistas del corazón. Con ver las fotos ya llega para imaginar lo que pone la noticia. Llamarle noticia es mucha categoría,  pero a falta de otro entretenimiento,  buenos son los cotilleo. Pues al nivel de las revistas del corazón está la señora de turno.....pero voy a dejarlo para otro día.........
Hoy tocó peluquería, tocó chapa y pintura y de paso un poco de observación......




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada