viernes, 24 de octubre de 2014

Amig@s

La libertad que te da el tener confianza con alguien,  y poder decir lo que piensas. Y que tus comentarios serán aceptados como sinceros y como una visión más de los hechos.
Normalmente todos tenemos en nuestras amistades a alguien,  con quien sentimos la libertad de decir y actua sin doblez. Pues eso, intento con mis amistades, tal vez por ello tengo pocos amigo@s. Pocos, buenos y auténticos. Cada un@ de ell@s cuando lo lean  sabrán que están incluidos. No necesito decírselo, no necesito llamarlos a cada hora, ni todos los días, y aun así saben que son mis amigos y que estoy para y cuando lo necesiten.
Tal vez por ello y por más cosas, ell@s también son libres para contarme y hacer sin sentir presión alguna. Sin sentir esa losa que se llama prejuicio. Es que realmente no les juzgo,  ni ellos a mi, y si lo hacen no lo siento.
Así que me cuentan, muchas, muchas cosas. Tantas que a veces creo que tengo material suficiente no para una novela sino para dos o tres. No es exageración,  es realismo. Algunos estaréis deseosos de que os cuente esas historias, aventuras, o anécdotas de la que me hacen partícipe,  pero algunos al acabar la confesión, me recuerdan  entre reproche y gracieta, que no lo cuente en el blog. Con lo cual, hay cosas que no tengo derecho a contar,  y menos cuando ellos prefieren que no lo haga. Aunque he de reconocer que sus historias ayudan y potencian ideas para las entradas que aquí plasmo cada día.
La reflexión de la amistad, y de como muchas veces nos ocultamos y no decimos, termina por ser una amistad coja, y en el fondo hacernos sentir incómodos. Mis amig@s,  son amig@s de pleno derecho, por cómo son conmigo y como me hacen sentir.
Gracias a cada uno de vosotr@s por estar en mi vida, y por ponerme una sonrisa cada día, y sobretodo a los que estáis lejos,  no por ello menos importantes. Ganas de teneros por aquí y tomarnos algo tranquilamente y de paso..................


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada