lunes, 13 de octubre de 2014

Putadita

La vida es una putadita tras otra y así sucesivamente. Que lo de un mundo multicolor sólo era en que vivía la abeja maya. Y como era un mundo imaginario todo era flower power y todo el mundo se ayudaba,  y se entendían hablando,  y los conflictos se arreglaban en paz y de forma amistosa. Ese era un mundo ideal, rosa, maravilloso....pero la vida que nos toca vivir dista bastante de lo que nos vendían en los dibujos de nuestra infancia. Los dibujos actuales poco tienen que ver con aquellos que veíamos nosotros, pero de eso hablare otro día.
Pues a lo que iba, la vida es una putadita, o vida es lo que hay entre putadita y putadita. Algunos pensaréis que las putaditas no son para tanto, y a veces no lo es, lo que ocurre es que la suma de muchas, se convierte en putadon y esa hace un poco de pupa.
La semana pasada fue complicada, y no por las putaditas de la vida, sino por la incompetencia de las personas que me rodean y las poca seriedad que tiene para con el trabajo que tienen que hacer y por el que cobran a final de mes.  Y después la vida es dura con ellos, y todo lo malo les pasa a ellos. No, señores,  la vida no les trada tan mal.
Putadita es trabajar en un sitio y dar el cien por cien, y de repente te ves en la calle, o porque un enchufado te saca el puesto, o porque alguien por menos lo realiza o porque la empresa quiebra. Ahora bien decir putadita por que te echen cuando no la rascas, tío lo tuyo no es morro,  es caradura de serie.
No sé,  pero creo que las putaditas, siempre nos pasan a los mismos, y sucesivamente. Aunque debo aclarar, que las que me pasan a mi, no me debilitan,  solo me hacen más fuerte ycon ganas de vivir y disfrutar de esa vida,  de esa que tengo entre putadita y putadita.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada