viernes, 10 de octubre de 2014

No todo es malo

Tiene razón mi abuela, ni hay alegría que nunca se acabe ni mal que dure para siempre. Después de unos dias que parecían aumentar horas según pasaban los minutos, y rematar la semana con la visita de la migraña, y esperando que todo fuese a peor, recibí una buena noticia. En dos meses, tendré una visita. Mis ganas de que esté aquí son muchas, tantas como que no se vuelva a marchar, aunque eso sea inevitable. Tendré que organizar algo, pues hay que ponerse al día, y poder hablar,  reír, estar en silencio, arreglar el mundo.....
No supe expresar la alegría que me supuso, el saber la fecha de tal encuentro, ganas y muchas. Y si pudiese, me pillaba un avión y hacia más corta la espera, pero ya se sabe que uno no siempre puede hacer.  Prometo devolver la visita, es una deuda que he contraído hace tiempo, y como buen pagador,cumpliré.
Así que por muy malo que parezca algo, y por muy oscuro que lo veamos, siempre aparece una luz. Puede ser tenue, poco luminosa, y casi inapreciable, pero alegrará nuestro día, y nos demostrará, que no todo es malo y lo malo no dura siempre...
Empiezo a pensar que mi positivismo supera siempre al negativismo de las circunstancias, y que prefiero darle la vuelta a las cosas y ver el lado bueno. Es que para que lo malo sea más llega el tiempo, y todo en esta vida tiene su lado positivo... Por qué no pruebas y lo compruebas?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada