martes, 14 de enero de 2014

Alma de caballero

Algunas personas tienen alma de caballero, caballero andante y salvarán a una dama cuando la encuentren en apuros. Lo llevan impreso en su adn, no pueden evitarlo son así por naturaleza. Una vez me encontré a uno, y no pensé estar en su ruta, pues de dama poco y de estar en apuros menos. Y aún así decidió caminar junto a mi. Empezamos dando pasos, muchos sin rumbo. Y el salvando a cuanta dama vio necesitada de su ayuda, sin esperar después nada a cambio, simplemente le reconfortaba saberlas a salvo.
A mitad de camino, no pude evitar preguntarle porque seguía junto a mi, yo poco tenía que ver con los cuentos o es que creía qué yo tmabien tenía que ser salvada. Su respuesta fue clara; A ti no tengo que salvarte de nada, tu sabes a donde vas y donde quieres ir y como conseguirlo.
No sé si era lo que esperaba oír, pero en silencio me quedé sin saber bien que decir. Así que me miró y dijo ; Tu eres diferente por eso camino junto a ti.
Seguimos caminando, a pesar de yo no llevar armadura y del caballo me apeara, tenía también alma de caballero. Por eso, a pesar del largo trecho que faltaba por recorrer, me había elegido compañera de viaje.
A veces no encontramos lo que buscamos, ni buscamos lo que encontramos, pero lo encontrado es lo que necesitamos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada