sábado, 9 de abril de 2016

Carta a mi yo. Cartas por escribir

Querida yo...
Te escribo para decirte que te dejes de tonterías.  Que te olvides de lo que no merece la pena y te centres en ti de una vez. A veces muchacha pareces tonta, ayudando a quien no te lo agradece y a la primera de cambio sólo  miran por ellos.
Espabila, que la caridad está muy bien, pero cuando uno está en el lugar que quiere estar es más fácil ayudar. Y como decía mi abuela, que es la tuya, no se puede desvestir a un santo para vestir a otro. Aplícate el dicho y reacciona.
Esta carta también es para recordarte, que vales mucho, y que no te rindas. Saca a esa guerrera que tienes escondida y lucha por alcantar la meta que te has propuesto y verás como lo logras. Cree en tus posibilidades y no te dejes arrastras por pensamientos negativos, que la vida ya pone muchas zancadillas como para que le ayudes tu más.
Querida, tu vales mucho, y parece que últimamente lo has olvidado, así que en este momento de lucidez en la locura de escribirte a ti misma, te lo igo y lo recalco. Pequeña vales mucho.
Una última cosa, la vida da muchas vueltas, y no sabes donde vas a estar mañana, pero que ese lugar sea en el que quieres estar y haciendo lo que tu quieres. Sabes de antemano que nadie te ha regalado nada, y tampoco lo harán ahora, lo que tienes te lo has ganado y más que lograrás.
Recuerda que tu puedes y en tu diciionario no existe la palabra rendirse.
Cuando te sientas flaquear,lee estas letras y empieza a caminar de nuevo, con garbo, con seguridad y por favor, no mires atrás.
Un abrazo y una gran sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada