martes, 16 de septiembre de 2014

Un sueño

Y despertarse... y tener una sensación agridulce. Por que son tan reales algunos sueños? Por qué se cuela en los sueños unas personas, lugares o objetos?
Ayer me dormí despues de unos dias cansados y extraños. Dificil conciliar el sueño, vueltas de un lado a otro hasta caer rendida en  los brazos de morfeo,que estaba jugueton, porque me llevo a lugares y con personas inesperadas.
Mas de un@ esperará que cuente que soñé, que senti y las personas que me encontré, pero eso sería como insultar a la imaginación de cada uno, y no dejar volar la perversa y traviesa imaginación de quien me lee.
Soñé,  sentí, olí y disfruté. Y al despertar, ese sueño estaba impreso en mi retina, sintiéndolo real, estremeciendome al recordar las sensaciones vividas en el limbo de lo onírico. Y los olores, las fragancias, el sabor de las emociones, reviven en mi piel, y estremecen mis sentidos, llevándome de nuevo a la experiencia vivida.
Y ahora con los ojos abiertos, intento cerrarlos de nuevo, deseo seguir soñando, vivir de nuevo donde lo dejé al despertarme, poder conducirlo hacia esa puerta que quedó entreabierta, a esa acción que solo fue una intención. Quiero y deseo poder hacer lo que no puedo y quiero en la el día a día. Quiero seguir soñando.  Lo intento y no lo logro.....
Esa sensación agridulce se instala en mi paladar y mi mente, era demasiado real como para ser un sueño imaginario y sin fundamento. Como rescatar donde se perdió?  Como volver a sentir?  Vivir soñando o sonar viviendo?
Y los sueños sueños son.......





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada