jueves, 11 de septiembre de 2014

Sorpresas

A quien no le gustan las sorpresas agradables? A mi me encantan, darlas y recibirlas, y aunque hace tiempo que no tengo alguna, esta semana esperaba una, y  una especial.
Ya sé que no debiera de esperar nada,y menos de esas personas que,  con el tiempo,  me han demostrado que no estoy en sus lista de prioridades. Y aun así, esperaba que sea vez, me sorprendieran.
Tan ilusa soy, que esperaba, mas bien deseaba, una de esas sorpresas de las que te quitan el hipo, de esas que te dejan sin palabras, sin saber cómo reaccionar. Esas sorpresas que no sabes si comerte abusos al que te la hace o matarlo poco a poco.
Aunque no ha pasado el plazo para recibir tal sorpresa si se diera el caso, y  obtenida que el la merezco con creces,  ya desisten la idea de que se materialice. Y es que Enel fondo soy una sentimental, una románticona de la vida, y sueño con que me pongan una sonrisa de esas que no se borran facilmente.
Y sé que os estáis preguntando que sorpresa magisterial, o espero. Si os la cuento, facilitaría muchas pistas sobre mis gustos, o como sorprenderme sin matarse mucho la cabeza. Reconozco que es fácil ponerme una sonrisa y me conformo con poco.
En este caso, esperaba una visita,  que alguien a quien tengo ganas de ver y hace mucho que no es así, me llamara o apareciera por aquí, y me sorprendiera....
Pero......me parece, que otra vez será. O va siendo hora que deje de hacerme la remolón y la sorpresa la haga yo. Así que a organizar viaje....
Ya decía mi abuela.. Si mahoma no va a ala montaña,  la montaña va a mahoma.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada