martes, 23 de septiembre de 2014

Mentiras piadosas

La vida está llena de mentiras piadosas que decimos y que nos dicen a nosotros. Aunque no nos gusten las mentiras, recurrimos a ellas más de una vez al día. Justificamos el decirlas, con algo tan simple como que no queremos hacer daño. Nadie quiere hacer daño gratuitamente. Pongo un ejemplo, si alguien nos pregunta como el queda una ropa o un corte de pelo, muchas veces decimos bien y realmente pensamos lo contrario. En estos casos, prefiero no responder a mentir, o decir otra cosa que le siente bien son ser tan clara con la respuesta a su pregunta.
No soy mejor que nadie, pero es que si estuviese en el otro lado, y pregunto, prefiero una respuesta sincera. A veces esa respuesta no es la más agradable ni la que espero, pero si quiero mejorar es la única manera. Muchos pensáis que heris sentimientos, y a lo mejor es así. Pero,  no se siente uno más herido, cuando se percata que le han mentido? Y le han mentido por miedo a decirle la verdad? Ynesa mentira viene de boca de quien confían...
Complicada situación, y aunque intentemos ser sinceros por encima de todo, siempre terminamos por contar alguna mentirijilla, que pensamos que no hace mal a nadie, y algunas se convierten en un problema....pero la vida es así, y muchas veces no sabemos la repercusión d encuentras palabras ni comentarios, aunque estén llenos de buenas intenciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada