jueves, 14 de agosto de 2014

Supermujeres?

Nos venden la igualdad de la mujer con respecto al hombre, pero lo que realmente compramos es que tenemos que ser supermujeres. La mujer tiene que trabajar fuera, la que así lo decide, y llegará casa y trabajar nuevamente, y cuidar a los hijos, encargarse de la economía familiar, etc.... Yo no compro, no he pedido ser una supermujeres, ni tampoco lo pretendo. Quiero poder llegar a casa, después de un duro día de trabajo y poder tumbarme en el sofa. Tener la cena preparada y poder darme una ducha y acostarme sin tener que lidiar con mil y un problema y conflicto.
Parece ser que en nuestro aun viene impreso que podemos con todo, y si no lo hacemos nos sentimos frustradas y que algo falla.
Cuando nací, yo no soñaba con príncipes azules, preferia guerreros, luchadores del campo de batalla, hombres con los que caminar... Pero al final nos venden salvadores de princesas en apuros, que después se acomodan,  como si su cometido ya se hubiese terminado.
No quiero príncipes ni ser una supermujeres, no pedí eso, ni ser rescatada de nada.... Solo quería caminar, y si algún viajero quisiera acompañarme en el trayecto,  bienvenido sea, y sino es así que se quede en el camino, que puedo caminar sola.
Soy mujer, y eso lleva consigo muchas cosas, pero no llevar más carga que la necesaria, acepto que hay cosas que hacemos instintivamente pero no por ello ser una superheroina, y mis poderes no son más que los de una mujer normal, eso sí con fuerza, decisión y sin ganas de rendirse....


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada