domingo, 17 de agosto de 2014

Apuesta

Solo apuesto cuando gano, a lo mejor no tiene gracia, pero es lo que pasa al ser muy competitiva y llevar mal perder. Sé mis posibilidades, y eso hace que vaya sobre seguro, aunque a veces apueste aun sin saber las cartas del contrari@,  y ahí puedo llevarme más de una sorpresa, y no del todo agradable.
Otracosa diferente es retar, me gusta retar y que me retén, me gusta jugar por naturaleza, y no soy mala jugadora, aunque influye quien sea el adversari@.
Volviendo a apostar, hace poco me hicieron una apuesta, un cena. La apuesta en si es complicada y simple a la vez, dejar de fumar, bueno, el primero que encienda un cigarro a partir del día uno de septiembre paga una cena. Es un buen reto, pero debo confesar que ya tenía en mente dejar de fumar desde hace tiempo. Aunque no me lo había tomado en serio, esto es un hándicap para llevarlo a cabo. Así que espero darme un buen atracón en breve.
Y así soy, cuando digo te apuesto tal, es porque estoy casi al noventaynueve con nueve por ciento segura duque voy a ganar, a pesar de que a veces intento disimular, haciendo creer que puedo perder.... Un poquito traviesa, pero estés otro tema del que hablare otro día.
Así que el día uno empieza la apuesta y ya os contare como termina, seguramente os pondré una foto de lo que me jalare ese día.
Y después de esta confesión, de verdad te atreves a apostar contra mi? Si lo haces, tal vez es porque sabes que puedes perder y el pago es mejor que la victoria en algunos casos, o no?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada