viernes, 18 de julio de 2014

Mi bolso y yo

Cómo esposible que ellos lleven todo en los bolsillos y yo no seacapaz de encontrar nada mi bolso? Que,  que llevo dentro? De todo. Que si cleanex,  que si las llaves, la cartera, el monedero, las llaves del trabajo, las de casa, las del coche. También una libretita donde anoto las cosas que pasan por mi loca cabeza. Un paquete de chicles, un botecito de crema....el móvil, el cacao, toallitas,  una carta del banco....
Esperad, que me olvido de cosas. Revisando los bolsos... Porque las mujeres no tenemos uno, tenemos un ciento de ellos. Y en cada uno, dejamos algo, que la próxima vez que lo cogemos, sonreímos al encontrarlo, como si de un tesoro se tratase. Podemos hallar desde la entrada del último concierto, hasta la tarjeta de aquel chico tan guapo, una nota de la compra del supermercado y no se cuantas cosas más.
Empiezo a saber porque a ellos les cabe todo, porque cuando van con nosotras siempre dicen, oye guardameesto en el bolso que a ti te cabe todo y yo a lo mejor lo pierdo. Que excusa, pero nosotras caemos en su trampa y cargamos con lo nuestro y con lo de ellos. Y después se meten con nosotras por el tamaño de nuestros bolsos, anda que no son listos ni nada.
Una mujer lleva en el bolso lo que necesita y mucho más, es como una prolongación de ella misma. Será eso de que llevamos en el aun impreso ser precavida y por los si acaso, vamos con media casa a cuestas. En el bolso guardamos de todo y perdemos en el otras tantas cosas, pues a veces parece más un agujero negro que un bolso.
No todos los bolsos son iguales, aunque lo parezca, unos son de verano, otros de salirte fiesta y están los ques son  ponibles con todo.
Y aunque llevamos de todo, muchas veces no encontramos lo que buscamos, y más si metemos la mano sin mirar. Eso es expediente X, saber lo que es, ni con el tacto somo capaces de descubrir lo que hay dentro.
Y que no se te caiga y quede todo desperdigado, que ahí vas a encontrar todo lo que debieras y lo que no te gustaria. Colorada será el color de tus mejillas y apuradas a recogerlo todo antes de que más de una mirada indiscreta alcance a ver lo que no te gustaria.
He estado mirando mi bolso, y creo que paso de contaros todo lo que he encontrado dentro de él. Solo una cosa, Mary Poppins a mi lado era una aprendiz. Desde luego doraemon es familiar mio de otra dimensión.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada