sábado, 19 de julio de 2014

El amor...

Que es el amor? No lo sé, pero desde luego no es lo que nos venden en las películas edulcoradas de hollywood.  Se puede querer a diferentes personas y de diferente manera, y la persona ideal seria el compendio de varias de ellas. Hablo de el amor en general, y como tal se puede englobar muchos tipos.
Amar incondicionalmente es otra cosas, pues creo que nadie lo llegamos a hacer jamás, porque en ese amor siempre hay un beneficio por llamarle de alguna manera. Si ese amor, no nos hiciera sentir bien no sería tan entregado, y menos incondicional, pero incondicional es una palabra demasiado grande, con lo que dudo que exista ese amor. Con la matizacion pertinente del amor de los padres a sus hijos.
El otro dia alguien quelas mujeres, creo que los hombres también, buscamos tres cosas en el amor, la primera razón, la segunda pasión y la tercera amistad. Y la persona debiera tener un equilibrio de todas ellas, y muchas veces no es así. Para mi es tres cosas son fundamentales, pero sobretodo necesito a mi lado a una persona que sea capaz de sorprenderme, me intrigas, sea capaz de despertarme cuando me duermo. Que me de esa calma, una calma en la que los silencios no son incómodos sino parte de un momento de unión. Esa persona no debe cambiarme sino complementarse y evolucionar conmigo y yo con ella.
No busco musculitos, aunque si esta bueno a nadie le amarga un dulce. Los musculitos mejor en el cerebro. Que seduzca mi mente, que me intuya en una mirada apesar de que en mi cara luzca una sonrisa. Que sepa leerme sin pronunciar ninguna palabra... Al final debo admitir que en esta explicación de mis gustos, esta la razón, la pasión y la complicidad....
Una vez, me enamoré de, en,  cuerpo y alma, y aunque han pasado los años nunca he vuelto a sentir de la misma forma por nadie. A lo mejor era más joven, o tenia idealizado el amor, o tal vez eso era amor y no se ha vuelto a cruzar en mi camino. Esa historia es pasado y pasado seguirá siendo, no habrá segundas partes porque los muertos no resucitan más que en los sueños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada