jueves, 8 de enero de 2015

Twitter

Hace tiempo que estoy en esto de las nuevas tecnologías y redes sociales, aunque creo que soy bastante principiante en este mundo. En mi época de la universidad, cuando empezaba esto de Internet, existía el IRC,  los que lo conocen saben de lo que hablo. Yo siempre digo que es el hermano pequeño de twitter. Había canales de todo tipo, y también utilizábamos la @ para nuestro nombre o nick como lo llamábamos.  Y las # indicaban el canal. En aquella época yo formaba parte del canal #cinefilos,  era un chat donde se jugaba a adivinar pelis, hacíamos kedadas y si ibas a alguna ciudad siempre había alguien con quien quedar, o conocer. Había un tl donde se hablaba en abierto y después los chat privados,  como en Twitter el dm. Guardo un grato recuerdo de aquella época, y buenos amig@s con los que mantengo aun contacto a día de hoy.
Como entonces, algunos entrábamos para pasar un rato, reírnos, conocer gente, o solo por desconectar, pero había personas que solo buscaban ligar, que ya de buenas te entraban con un "hola" "edad" "de donde eres" "quedamos". Ya entonces tal rapidez me sorprendía, hoy no ha dejado de sorprenderme. No podía entender lo desesperada que estaba la gente, ni con la facilidad para con que intentaban llevarte al huerto, insisto,  intentaban, porque eran tan soeces y evidentes como son hoy por hoy. 
A los usuarios de Twitter, que no conocieron el Irc, decirles que lo de fototetas y fotopollas,  ya es viejo y en la Red, e igualmente son tan poco sugerentes como lo eran entonces. Porque la sensualidad no es enseñar todo, hay que dejar algo para la imaginación.  
Pues eso, caballeros y damas, a mi esto de twitter, me recuerda a aquello tan novedoso en mi época de iniciación en esto del Internet como era el Irc, y pensé que ya íbamos evolucionando y que para ligar uno se iba a badoo,  meetic, edarling,  y demás redes sociales creadas con tal fin. Pues no, muchos os camuflais en Twitter como soñadores románticos, poetas con mal de amor, amos en buscas de sumisos, caballeros en busca de su dama que salvar, o sapos disfrazados de príncipes azules... Y al final como todo en la vida, se cae la máscara y todo sale a la luz, y si no cae la máscara, es porque se ha pegado tanto a vuestra piel que ya no se diferencia el personaje de la persona. Una pena.
Un consejo, que dicen que son gratis, a los que viven inmersos en el mundo virtual, no olvidéis que lo virtual virtual es, y sin la realidad no es más que una fantasía que puede hacernos perder el sentido,  y no ver las cosas que importan de verdad. Virtual y realidad no están reñidas si están equilibradas.
Nos vemos en twitter,  donde escribo aveces lo que siento, otras siento lo que escribo y otras solo lo que se me pasa por la mente. @Pezperetta 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada