martes, 20 de enero de 2015

Felicidad y sonrisas

Eres feliz por eso sonríes, o sonríes porque eres feliz? Difícil pregunta y es más difícil la respuesta. Por un instante piensa, párate unos segundos a reflexionar.
En mi caso no estoy de acuerdo ni con la primera ni con la segunda, discrepo en ambas. En la primera,  se puede entender que la sonrisa  y sonreir es una manera de ser feliz, y no lo niego, pero.... Yo,  sonrió casi siempre, y ni por eso soy feliz, ni gilipollas.  Digo lo de gilipollas,  porque parece que la gente que enfrentamos la vida con una sonrisa nos toman por ello.
La vida me ha golpeado varias veces, y aunque no fueron golpes certeros,  he intentado mantener la sonrisa, esa sonrisa cómo parte de una filosofía de luchar cada día, como parte de un positivismo, o tal vez porque soy así.
Muchas veces la felicidad no ha sido lo más habitual en mis días, pero que es ser feliz? La felicidad, podría provocarnos las sonrisas,  y esas sonrisas hacernos sonreir, y está  frase parece como la pescadilla que se muerde la cola, o que es lo mismo que fue primero el huevo o la gallina.
La felicidad no es poseer cosas o personas, la felicidad es estar a gusto con uno mismo, sentirse bien con lo que haces, ética y moral personal de cada uno y ser consecuente con ello. La gente vive intentando agradar a los demás, cumplir con las espectativas de otros y con ello se van amargando y en cierto modo borran sus sonrisas.
He tenido días malos, miradas tristes ocultas con una gran sonrisa, pero según pasan las horas de ese día, mi sonrisa empieza aludir fuerte y sincera, porque en el fondo si soy feliz. Soy una persona positiva, o por lo menos lo intento. Con el tiempo he aprendido que la vida se lleva mejor así, porque si te amargas es más fácil verlo todo negro., sin embargo si  optas por mirar  con una sonrisa puede aparecer la felicidad, o tal vez la felicidad es esa capacidad de sonreir aunque las cosas no sean perfectas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada