viernes, 16 de enero de 2015

Días raros...

Cómo te explico mis sensaciones hoy? Cómo te explico esos días raros que a menudo tengo? Eso lo pienso cuando tu me preguntas como estoy, o si me pasa algo. A mi me pasan mil cosas, ya debías de saberlo, mi cabeza es un torbellino constante,  que no sabe ni quiere parar. A veces me aturullo al hablar, por que las ideas van más rápidas que mi boca al hablar, se me atropellan las palabras y no atino a hilar frases coherentes. Otras veces optó por el silencio, por no saber definir o porque el silencio es la mejor manera de expresarme.
Cómo te cuento como son esos días raros? Son días normales, con sus horas y sus minutos. Días que empiezan ya torcidos, parecen enderezarse, y vuelven a liarse, pero el lio no es grave, aunque ligero me trastoca. Días en que no pasa nada grave y pasa de todo, porque las mujeres somos mucho de "no pasa de nada" y pasa de todo.
Días  en que el tiempo gris del otoño nos aplasta las ganas de sonreir, y la mirada se muestra apagada, aunque la sonrisa luzca como los demás días.
Mis días raros, esos días en los que te preocupas porque estoy menos expresiva, días que no se como explicarlos, pero las mujeres fuertes y vulnerables, como yo, entenderán a la perfección. Esos días, que pueden ser un día a la semana, al mes, o una semana al año. Porque caballeros,  los días raros en las mujeres, no son unos días al mes, a veces son más, o menos,  dependiendo del tiempo, lo servidas que estemos, o de lo sensible que estén nuestras neuronas, y eso no sólo pasa cuando tenemos la menstruación,  esto lo aclaro para evitar malos entendidos.
Cómo explicar mis días raros,  cuando ni yo misma los entiendo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada