miércoles, 28 de enero de 2015

Cada día intento

Cada día intento vivir más tranquila con lo mio y no mirar,  ni envidiar lo de los demás.
Cada día intento no molestar a la gente, sino es necesario,  porque cada uno ya le llega lo suyo y lo que menos le apetece es que le organicen su vida o les desbarata sus planes.
Cada día intento andar a mis cosas, buscarme las habichuelas como decía mi abuela, sin tener que pedir limosna, ni pedir favores innecesarios y que después el precio a pagar se eleva.
Cada día intento ser un poco más feliz, aunque los planes no sigan el camino deseado y se tuerzan en cada cruce y eligiendo la ruta más pedregosa. 
Cada día intento mandarte menos a tomar aire fresco, y respiro hondo y me pongo una bonita sonrisa tan grande como las pocas ganas de aguantarte.
Cada día intento ser un poco más mala, más cabronas y un poco menos tonta, aunque no lo consigo o no pongo el empeño suficiente.
Cada día intento ser un poco más sonriente y un poco menos triste, darle la vuelta a la tortilla y ver el vaso lleno.
Cada día intento ser más práctica, más pragmática, tener los pies más anclados en el suelo y no seguir soñando.
Cada día intento criticarme menos, ser más permisiva conmigo mismo, más tolerante con mis fallos y festejar mis pequeños logros. 
Cada día intento....  Cada día intento ser mejor persona....Y hay día que hasta lo consigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada