viernes, 27 de junio de 2014

Quieto o movimiento

Para que triunfe el mal solo es necesario que los hombresbuenos no hagan nada. No se de quien es esta frase pero es muy cierta. Cuantas veces en algún momento dado hemos visto algo que está mal, o hemos sido testigos o partícipes audibles de algo... Y sin embargo hemos optado por ser sordos, ciegos o hacer que no nos enterábamos de lo que pasaba.
Es difícil implicarse en temas que no nos afectan directamente, y más si nos tenemos que posicionar en temas escabrosos o peliagudos. Optamos por seguir nuestro camino y si la mirada no nos salpica, paseamos ajenos a chillidos o gritos de auxilio.
Lo fácil es quedarse de brazos cruzados, no dar un paso al frente, y ser un simple espectador de las diferentes injusticias que nos rodean. El caso es que cuando nos toca de cerca, o la mierda nos mancha la ropa y huele, nos obliga a quitarnosla, a ducharnos, y antes de ello nuestra protesta, nuestra pataleta por lo que creemos que es injusto.
Si la mierda le mancha la ropa del vecino, o incluso le mancha su coche, preferimos pensar que algo habrá hecho para que le toque tan de cerca,y otras veces damos un paso para atrás por si alguna marchita nos salta a nosotros. Pocas veces nos ofrecemos a que entre en nuestra casa y se de una ducha, o le lavamos la ropa... Pensamos que no es asunto nuestro y que nuestra obligación es mantenernos al margen, pero olvidamos que el quedarnos de brazos cruzados es como si parte de esa mierda la tirasemos nosotros mismos contra ellos.  Y algo que no debemos dejar de recordar, que la mierda salta en todavía direcciones y que porque una vez no nos salpica, eso no nos libra que la próxima vez nos bañe enteros.
Soy de las personas que cree que todo lo que haces se te devuelve, de una u otra manera. Asi que voy a comprar detergentes buen estropajo, y de paso unos buenos guantes por si me encuentro mierda por el camino la limpiare, o por si salpica cuando pase, aunque a mi no me toque.
No soy una persona buena, mala tampoco, seria más correcto decir que no soy jna santa, pero tampoco me voy a quedar de brazos cruzados ante ciertas cosas. Tal vez si todos dejásemos de mirar para otro lado, nos empezaría ir a todos mejor y a la sociedad en que vivimos también.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada