viernes, 20 de noviembre de 2015

Pequeñita

Pequeñita,  así me siento cuando estoy contigo. Pequeñita, pero no de enana, sino de chiquilla. A tu lado vuelvo a ser niña, a ilusionarme con un mundo por descubrir. De tu mano no tengo miedo, no hay horizonte lejano, ni laberinto del que no pueda salir. A tu lado vuelvo a soñar, a dejarme llevar por esas pequeñas cosas, que me ponen una sonrisa imborrable.
Cuanto estoy contigo, me vuelvo niña, traviesa, juguetona. La picardia me sale de forma innata. Busco provocarte y hacerte sonreír,  tu mantienes el tipo, y de nuevo te reto. Un juego sin mayor maldad que la de jugar a ser niños sin pensar en más allá.  
Vuelvo a ser chiquilla, indecisa pero sin miedo. Alocada e imprevisible, contigo me siento más yo que nunca, me brillan los ojos, sonrio desde el alma y recuerdo la luz que un día perdí y de nuevo me cubre.
Contigo vuelvo a ser pequeña, con ganas de comerme el mundo, de viajar, de reír,  de soñar... Contigo de nuevo quiero vivir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada