lunes, 2 de noviembre de 2015

Halloween

La noche de Halloween, es una noche mágica.  Noche de los muertos, de almas que aún no han podido marcharse. De fantasmas que salen a recorrer las calles. De zombies vivientes. Es una noche que tiene algo especial. Llamesmole noche de los muertos, halloween,  samain, o como queramos, es lo mismo, esa noche en la que los dos mundos se encuentran sin miedo ni temor. 
Este año fue una noche especial para mi. Me encontré con alguien que hacía meses que no veía.  Estuve tentada a no asistir a tal cita. Pero esa es otra historia que ya contaré.  Lo importante es la esencia del momento, de la situación. Y ello aunque no sé cómo ocurrió fue mágico.  
La magia a veces está delante de nosotros, pero preferimos quedarnos con lo evidente y con lo simple, sin ahondar en lo que realmente importa, las personas y los sentimientos que tenemos y tienen hacia nosotros. 
He hecho calabazas y me encontrado con mis fantasmas, que llevaba varios meses aplacado los sin dejarlos salir. Era su noche, la noche en que debían de ser libres y que hablasen y expusieron su postura. Me he reconciliado con ellos y he dormido a pierna suelta mientras ellos velaban mi sueño. 
La magia de noches como la de halloween está cada día en nuestras vidas y no la vemos. No es la magia en si, sino de los ojos de quien quiere verla.... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada