martes, 18 de marzo de 2014

Oír, ver y callar

Si en esta vida quieres triunfar; oír, ver y callar...decía muy sabiamente mi abuela. Un poco nos hemos convertido en eso, en ver y mirar hacia otro lado, en no mojarnos a pesar de que lo que ven nuestros ojos haga daño. Intentamos no postulados en ningún bando, ante cualquier hecho preferimos hacer que no oímos ni vemos, con el consecuente silencio por nuestra parte.
No me gusta meterme en donde no me llaman, pero lo de quedarme callada no va mucho conmigo...así me va!!! Si veo una injusticia hablo, y la controversia esta servida. La gente que conozco prefiere tener paz, esa paz es solo comodidad. A pesar de no estar de acuerdo con muchas de las cosas que pasan a su alrededor, se callan mientras no les salpiquen directamente. E incluso en el caso de que les toque de cerca, si hablar, les coloca en un posición incomoda no lo hacen.
No me va mal en la vida, pero me podría ir mejor si aprendiera a callarme y seguir el consejo de mi abuela. No puedo ni quiero ser un borreguito más. Tengo ideas, opinión propia... Y si creo que algo está mal, hágalo quien lo haga, no me permite mi ética mirar hacia otro lado y actuar como si tal cosa. Supongo que esta forma mía de actuar, me ha dado más de un problema y alguno más me dará. Lo que si es cierto es que duermo muy bien cada noche.
Con el tiempo deberé aprender a saber callar un poco más, pero callarme del todo; jamás, pues en el momento en que lo haga dejare de ser yo misma.
Es lo correcto, ver lo que se vea, oír lo que se escuche.. Callarse??


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada