lunes, 23 de mayo de 2016

Avestruz

Avestruces disfrazadas de personas, así es mucha de la gente que me encuentro.  No llevan plumaje, ni tienen un largo cuello, y menos aún corren. Ellos son más de meter la cabeza en el agujero. Si pudieran meterían el cuerpo entero. 
Avestruces de la vida. No enfrentan a los problemas, piensan que van a desaparecer de su entorno si no los ven.  
Conocen las circunstancias, los problemas, lo que podrá pasar, pero se ocultan detrás de la pantalla del no querer saber, de no enterarse  hacer que no se entera y esconden de nuevo la cabeza. 
El problema de este espécimen, no es que no afronten lo que viene o sucede, sino que dejan el embolado a los que no pueden mirar hacia otro lado. A los que no son tan cobardes para no enfrenar la mierda que las avestruces no pisan y esquivan con maestría.  
A ver... Avestruces de la vida, por mucho que escondas la cabeza, el problema sigue es ando ahí,  y os va a patear el culo. Y sino os lo paea, la mierda os va a salpicar. Y por mucho que otros lo terminen arreglando, la cabeza eternamente en el agujero no la podéis tener...
Así que o no la metéis o la sacáis cuanto antes, os ponéis las pilas y empezáis a enfrentar las cosas de una vez... que un se cansa de salvar avestruces y no sois un animal en vía de extinción,  que en los últimos tiempos os estáis reproduciendo a una velocidad vertiginosa....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada