lunes, 21 de septiembre de 2015

Primer paso

Y de repente, te pones de pié, y das el primer paso. Ese paso que llevas tiempo diciendo, autoconvenciendote de darlo, pero que no sabias como hacerlo. 
Te pones delante de la puerta, la abres, y dejas que el sol te caliente la cara, y esa brisa que tanto veías como un huracán,  te reconforta.  No hace tanto frío como pensabas.  Te quitas la chaqueta, te quitas los miedos y comienzas a caminar. 
El primer paso, es el más difícil.  Está lleno de temores, de miedos, de incertidumbres. Cuando levantas el pié del suelo, te tambaleas y lo vuelves a apoyar. De nuevo lo levantas y avanzas un poco. Te giras y miras atrás.  Levantas el otro, un nuevo paso. Miras hacia delante, y el horizonte es lejano, difuminado. Vuelves a mirar hacia tu espalda, recuerdas los motivos que te han puesto de pié.  Y caminas, y ahora sin detenerte.  
Un paso, otro, otro y te sientes cada vez más ligero. La vista al frente, aunque no puedes evitar girar la mirada. Te sorprende ver el equipaje que vas dejando, las piedras del miedo, las rocas de los temores.... y la cara seria, se transforma en una sonrisa. Por primera vez caminas a tu ritmo,  sin saber muy bien el destino y cada vez más clara la meta. 
Ese primer paso, que tanto tiempo pensaste en dar, ahora te parece que debieras darlo hace tiempo. No importa lo que tardes, lo que realmente importa es caminar, caminar tranquilo, por la ruta que has decidido. Ningún camino va a ser fácil,  habrá piedras,  fango, algún campo y puede que también flores... hay que disfrutar cada viaje, cada desvío y sobre todo querer vivir el camino.  
Caminas? O ves a los demás caminar? Nada espera, la vida sigue sin nosotros, así que no te pares... 
Recuerda... el primer paso es el más difícil. .. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada