miércoles, 30 de abril de 2014

Menos respuestas y.....

Cada vez tengo más preguntas y menos respuestas. No me acuerdo donde leí que eso era síntoma de madurez,  pero creo que es un poco volver a la infancia, donde preguntábamos por todo y mirabas os las cosas con verdadero interés de saber porque eran deuda u otra manera.
A la medida que vamos creciendo, sobre todo en la adolescencia,  creemos saberlo todo, comernos el mundo, pensando que nadie nos tiene nada que enseñar. Y los consejos que nos ofrecen gente con más experiencia que nosotros jamás al andaremos, los desechamos sin tan siquiera escucharlos. Que equivocados estamos, y que pocos sabemos con esa edad. Es algo por lo que todos pasamos, y según cumplimos años, vemos desde la distancia lo ignorantes que eramos entonces.
Y ahora, que ya más cerca de los cuarenta que de los treinta, empiezo a tener preguntas sin respuesta, a plantearme todo, a no dar nada por hecho. Y lo más importante a no atreverme a juzgar a nadie y menos sin tener las diferentes versiones de los hechos.
Con el tiempo aprendí, y cada día lo confirmo, que nada es lo que parece y que la vida está llena de matices, el blanco y el negro lo conforman una gran gama de grises.
Cada día tengo una nueva pregunta, cada día no se que me deparará el futuro, y lo que aún es mejor, cada día es una nueva experiencia por vivir.
Estaré madurando, porque cada día tengo en mi haber menos respuestas y más preguntas y soy consciente de mi gran ignorancia. Y cada día tengo más ganas de aprender y vivir.
Que pasará mañana? No lo sé. Y pasado? Ya se verá. Pero siempre hacia delante y sin mirar atrás. Mañana será otro díay con él,  más preguntas que me haré.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada