domingo, 10 de noviembre de 2013

Si ha pasado es por algo

Las casualidades no existen. Es una máxima que siemprehe tenido. Otra de ellas es que las cosas pasan por algo. A lo mejor es exceso de simpleza y a lo mejor más sabiduría o madured de la que pensaba carecer.
Hoy debiera ser un día gris, y sin embargo amezaban lluvias y salió un sol espléndido. Eso si, con un aire cortante muy típico de tierras castellanas, o por lo menos de la zona que he estado.
En menos de veinticuatro horas he tenido la montaña rusa más trepidante de los últimos tiempos. He subido, bajado, vuelta y más vuelta y giro y pirueta... Montaña rusa de las buenas, para el final tocar tierra firme y percatarme que mitad del equipaje se había quedado desperdigado por ah.  Cuando por fin me bajé, medio aturdida de tanta vuelta, miré a mi alrededor y seguí mi camino. No voy a negar que tentada estuve a recoger varios de los recuerdos y demás que allí quedaban.
Al final los recuerdos recuerdos son. Hoy mejor necesitan estar a la intemperie y probar el frío de estas tierras y cuando se aireen lo suficiente vendré a por ellos.
Todo tiene su punto y su momento. Repito y reitero; nada pasa porque si, puede que en el momento no lo entiendas pero lo entenderás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada