miércoles, 13 de noviembre de 2013

De un ego subido.

El ego. Que es el ego? Nos cuesta admitir que poseamos un poco de ello, pero el fondo todos lo tenemos. Un@s lo tienen más desarrollados que otros, depende del alimento que cada uno le dé.
No, el que más admite sus prepotencias, o el que se esconde tras sus debilidades, tiene más o menos.  Pero si es cierto que aflora más cuando nos sentimos amenzados por alguien que puede descubrir sin demasiado esfuerzo nuestros demonios.
También suelen saltar las alarmas cuando nos sentimos identificados con alguien, y en su reflejo nos vemos nitidamente a nosotros mismos. Al final es eso, ver sus miedos, sus fallos y sus debilidades, nuestro ego se ve afectado.
Todo se resume a lo mismo, queremos sentirnos únicos, maravillosos, especiales, imprescindibles para alguien, ser fabulosos en algo, que alguien tenga nuestra opinión como algo sincero pero al mismo tiempo importante.... Y cuando nos vemos fuera de sitio, descentrados, reflejados y porque no amenazado nuestro ego...atacamos al de los demás, sin medir las consecuencias de nuestros comentarios, hasta que poco a poco vamos mermando su debilitada autoestima,hasta que queda por los suelos y nuestro ego se va reforzando.
Después de un tiempo iremos a recoger los depojos y levantar los restos y así de nuevo el ego de ser mejor retoma su imoortancia.
No soy de las personas descritas anteriormente, aunque esté escrito en primera persona, pero seguramente más de un@, conocisteis a alguien, conoceréis o os rodea alguien que encaje.
Mi fallo, demasiada empatía y falta de rencor, y al final ser una persona sin doblez. Y si tengo muchas debilidades y unos cuantos demonios que de vez encuando alimento para que no pase hambre y no me devoren.
El ego... Es algo difícil de controlar y más quien le da itaminas cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada