viernes, 7 de octubre de 2016

Tiempo

El tiempo, gran palabra. El tiempo coloca a todo el mundo en su sitio. El tiempo es el mejor medico, lo cura todo. Y así , muchas frases en alusión a ese fenómeno que marca las horas o nos las hace olvidar. 
El tiempo, que es realmente? Abstracto?  Concreto? O indefinible? No lo sé. 
No puedo definirlo.  Llevo una temporada con los minutos milímetrados, ajustando los segundos para poder encajar las piezas en el tetris de mi cotidiana  vida. Y si algo se pasa una milésima, se descoloca la montaña de naipes que tan cuidadosamente he colocado.
Tiempo, no tengo tiempo para nada, o si, tengo tiempo para todo lo que quiero hacer. Pero en ocasiones ansío tener una hora más.  Aunque tal vez, esa hora más no arreglaría nada, ya que posiblemente la ocuparía también.  
Después de estar tan a mil, por cuestiones de la vida, tengo un momento de tranquilidad, y me sobran horas. Ahora la sensación es que me falta algo. Es como si la falta de costumbre de tener tiempo,  de nuevo el tiempo como factor fundamental, me resulte raro. 
La conclusión final, es que el tiempo es el mismo, veinticuatro horas, lo que cambia es la utilización que hacemos de esos minutos. Y lo más importante como nos sentimos al terminar el día, del uso de ese tiempo. 
Tú tienes tiempo, o el tiempo te tiene a ti? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada