jueves, 3 de noviembre de 2016

Hay días

Hay días, días en los que no eres tú, días en los que no te apetece nada más que el silencio. 
Días en los que te gustaría la soledad cómo compañía. 
Días en los que hablar es un esfuerzo innecesario, que no compensa que fluyan las palabras. 
Hay días en los que no quieres ni que tu sombra te acompañe.  
Hay días en los que no te pasa nada y te pasa de todo. 
Días en los que te gustaría tener un motivo para llorar y así poder limpiar la nube que llena tus ojos. 
Hay días, días en lo que no sabes explicar lo que te pasa, y tampoco te apetece haverlo.  
Hay días,  en los que no eres más que un esector que camina sin rumbo.
Días  en los que te levantas y pareces el autómata dirigido por otro. 
Hay días,  y hoy es uno de eso días que no sabes que pasa y no quieres saberlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada