viernes, 3 de junio de 2016

Que tal

Qué tal?
Cuantas veces al día os preguntan eso? Y cuantas contestas, bien?
Muchas, seguramente  esa es la respuesta que más de uno diría.
Cuántas,  bien es falso?
Muchas será de nuevo la respuesta mayoritaria.
Por qué respondemos así?  Tal vez por cortesía,  tal vez por no dar explicaciones, o tal vez por no preocupar al interlocutor.
Nos pasamos la vida adopitando formalismos de los cuales después nos quejamos.  Y que no hacemos por cambiar.
Cómo  estás?
Hoy diría; ni bien ni mal. Llevo un día asqueroso, un sin parar en el trabajo. Al llegar a clases, la nota del examen no era la esperada. La falta de tiempo para estudiar en condiciones hace que no dedique el tiempo necesario  eficazmente. Para rematarla el  coche me da problemas. Y si esto no fuera poco me duele la cabeza.
Seguramente tras esta respuesta, quien me preguntara se escabullirá cómo medianamente pueda, y en mucho tiempo no volverá a preguntarme cómo estoy.
La realidad es la descrita anteriormente, pero que cada día resumimos en una sola palabra.... bien.

3 comentarios:

  1. Bueno tengo otro blog y es este me siento totalmente identificada con vos
    abrazo de luz

    ResponderEliminar